La empresa centra su actividad en mejorar la relación entre las personas y los lugares en los que viven, aportando soluciones para que las ciudades y los territorios sean más habitables. Esta visión se articula a través de tres enfoques transversales que ayudan a establecer objetivos e indicadores:

inclusión

La transformación de nuestros barrios y calles puede contribuir a lograr la equidad frente a desigualdades económicas y sociales, contando con gran diversidad de grupos y personas, especialmente las más vulnerables, para garantizar el derecho a la ciudad  y evitar cualquier tipo de discriminación.

ecología

La emergencia climática exige centrar la atención en la salud y en la vida de las personas, dependientes del resto de sistemas vivos que habitan un planeta finito, en el que necesitamos acercar los procesos naturales a la ciudadanía, preservar la biodiversidad y adaptar la ciudad al cambio climático con soluciones basadas en la naturaleza.

participación

La implicación ciudadana en los proyectos y en los barrios, y la negociación con instituciones públicas y entidades privadas, son imprescindibles para que la construcción de la ciudad responda a demandas reales y a propuestas compartidas que cuenten con la experiencia y saberes de vecinos y vecinas.

PROCESO DE TRABAJO

Improvistos integra el trabajo de consultoría y diseño en urbanismo, sostenibilidad y cambio social con la facilitación de procesos participativos. Este modelo requiere colaborar con ciudadanía, equipos técnicos, instituciones públicas y entidades privadas para realizar diagnósticos y propuestas, asesorar en su implementación y evaluar los resultados.

La secuencia habitual en el desarrollo de los proyectos sigue las siguientes fases:

  1. Análisis multidisciplinar
  2. Diagnóstico compartido
  3. Propuestas integrales
  4. Transformación o ejecución
  5. Evaluación de resultados

CLAVES
La manera de trabajar de la empresa se basa en dos claves y herramientas asociadas que aportan confianza e innovación y permiten alcanzar resultados satisfactorios en la mejora de la ciudad y el territorio.

CONOCIMIENTO EXPERTO.
El trabajo de la empresa está dirigido por un equipo técnico que incorpora los aportes de diferentes disciplinas profesionales y agentes sociales e institucionales para enfrentarse a la complejidad de las transformaciones urbanas, sociales y ambientales. Esta coordinación de saberes y experiencias permite abordar con éxito los desafíos más urgentes de nuestras ciudades. Los Sistemas de Información Geográfica facilitan el análisis de datos territoriales de diversas fuentes, apoyando la producción de propuestas en todas las escalas. El conjunto de datos se valora, integra e interpreta para generar proyectos de intervención adaptados a la realidad local. La introducción de cambios en procesos existentes se basa en relatos vinculados con la memoria y la cultura en cada lugar. Además, se han definido indicadores de habitabilidad para acompañar el desarrollo de proyectos espaciales y la evaluación de mejoras integrales. Al mismo tiempo, el dominio avanzado de herramientas gráficas, como el dibujo a mano y el dibujo técnico digital, así como de herramientas audiovisuales, se utiliza en todas las fases para analizar, desarrollar y compartir propuestas novedosas, estudiar distintos escenarios y explorar soluciones alternativas.

VIDA COTIDIANA.
La experiencia y el testimonio directo de las personas son fundamentales para entender su relación con los lugares y la interpretación que hacen de los cambios en su entorno. Asimismo, el intercambio y la toma de decisiones compartidas necesitan metodologías que impulsen la comunicación social y faciliten el seguimiento y evaluación de los procesos. La empresa cuenta con experiencia en la coordinación de procesos participativos, utilizando los paseos críticos, la observación participante, las entrevistas en profundidad, los grupos de discusión y una gran diversidad de herramientas de investigación cualitativa. Destacan las técnicas de facilitación gráfica, usando mapeos, relatogramas y talleres de dibujar en colectivo como actividades implicativas y afectivas que ayudan a indagar, proyectar y producir ideas de forma colaborativa. Los procesos cuentan con una dirección creativa que establece una estrategia de comunicación incluyendo la priorización de canales de difusión, el diseño de información y la preparación de acciones de comunicación social.

Finalmente, centrarse en la vida cotidiana significa preocuparse por las necesidades de todas las personas y abrir espacios para los cuidados, la cohesión y la celebración. La perspectiva de género y generación es clave para evitar la discriminación, favorecer el reequilibrio de poder en los procesos y respetar los diferentes niveles de implicación.

DIBUJAR Y CAMINAR
Dibujar y caminar son dos herramientas que el equipo utiliza para acercar el conocimiento experto y la vida cotidiana. Dibujar sobre el papel y caminar en las calles tienen una capacidad evocadora y desencadenante que ayuda a pensar que las cosas no están dadas, que hay alternativas

para apropiarse de la ciudad y cambiarla. Los paseos, las derivas, los recorridos y caminatas, como los dibujos, bocetos y esquemas, son exploraciones que abren canales diferentes para acercarse al contenido menos intelectual de las ambigüedades, las interpretaciones, lo implícito, los conocimientos tácitos que son necesarios en los procesos de creación colectiva y que muchas veces no se expresan con palabras. Dibujar y caminar sirven de arranque y de referencia para la indagación y para proyectar, acompañando procesos de construcción colectiva de la ciudad y del territorio, tratando de alumbrar preguntas nuevas acerca de los espacios habitados y nuestra relación con el entorno.